Educar en la autonomía

Educar también es fomentar su autonomía

 

A todos los padres nos gustaría que nuestros hijos tuvieran una buena autoestima, que sepan tomar las riendas de su vida y se sientan capaces.

 

Sin embargo, muchas veces caemos en la sobreprotección, en no permitirles hacer aquello para lo que están preparados, condicionando sus vidas. Tenemos que acompañarles pero no hacer las cosas por ellos.

 

Una de las razones que podría estar detrás de la sobreprotección es el miedo a sufrir o a que sufran, y la falta de confianza en sus capacidades. Pero estos miedos no son muy buenos compañeros de viaje en la educación.

 

La inteligencia sólo se desarrolla cuando los niños lo intentan, se equivocan, se frustran y salen fortalecidos de la experiencia.

 

La felicidad y la autoestima están muy unidos al fomento de la autonomía, nos sentimos más felices cuando nos cuesta conseguir algo, no cuando nos lo dan todo hecho.

 

La autonomía está relacionada con la autoestima, el aprendizaje, la creatividad… Por eso, los campamentos de verano son una buena oportunidad para trabajar con los niños todas estas capacidades, y educar en la autonomía a través del deporte, las actividades grupales, la naturaleza, los talleres, etc., los niños se enfrentan a pequeños retos que van consiguiendo con más o menos dificultad.

 

Cuando los niños aprendan a frustrarse verán que no hay errores, hay aprendizajes. Sólo hay que animarles a conseguir lo que se proponen y reconocer sus logros.

 

Así van desarrollando su inteligencia y su capacidad emocional. Conseguir que nuestros hijos desarrollen las capacidades que les permitan adaptarse a cada entorno, situación, o circunstancia, debe ser el objetivo principal de padres y educadores.

 

Es posible educar, cuidar y proteger a nuestros hijos permitiéndoles que desarrollen sus capacidades. En el fondo, si lo pensamos un poco, admitiremos que esta es la única manera de cuidar y que, de hecho, sobreproteger, impedir que desarrollen sus capacidades, no es cuidar.

 

Por eso, desde Catoira Camp os sugerimos que tratemos de ofrecer a nuestros hijos actividades que puedan llevar a cabo solos, sin importarnos que se equivoquen, y tratemos de exigirles responsabilidades desde pequeños, prestándoles toda la ayuda que necesiten, pero sin hacerlo por ellos. Así crecerán fuertes y desarrollarán todo su potencial para enfrentarse a la vida con destreza.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

NUESTRO FACEBOOK

AVENTURA CATOIRA CAMP

En Catoira sus hijos podrán disfrutar de un entorno natural incomparable, realizando todo tipo de actividades con un equipo de monitores con amplia experiencia.

CONTACTA CON NOSOTROS

CONTACTAR